viernes, 9 de septiembre de 2016

😆

"... Hoy es viernes, siempre es Viernes..."
Oído al pasar, cantado sin pensar

posted from Bloggeroid

jueves, 8 de septiembre de 2016

Delirio nocturno

Y de repente darse cuenta que la vida es como un pentagrama y tener la clara certeza -clara y triste- de que uno dista mucho de ser compositor y que siempre tocará de oído.

posted from Bloggeroid

sábado, 27 de agosto de 2016

De éstos tiempos


posted from Bloggeroid

Apéndice

El triste y frustrante mundo de las apariencias lejos de la esencia del ser.

Del Ser y el parecer

En la maniqueista dicotomía del ser y el parecer vivimos. El ser: lo auténtico, puro, cristalino; El parecer: lo absurdo, lo burdo, lo impuesto.
Qué triste el parecer, la impostura del no ser y querer serlo.
Qué espléndido el Ser, La sencillez tan exquisita de no necesitar de falsos filtros, de disfraces, del afuera, porque el ángel interior lo impregna todo.
¡Dichoso el Ser que no sabe de dobleces, que vive en lo profundo!
 Indigno el parecer de los espejos, de las soledades de lo superfluo.!

_________________________

Sabio refrán: Lo que Natura no da, Salamanca no presta.  Y no se refiere en nada al exterior, todo lo contrario.
Y aunque muchos agregan "lo que no da Salamanca se consigue con palanca", lo esencial, lo que nos hace únicos, reales, nuestra esencia humana está completamente alejada de lo material, del parecer, del querer ser eso que jamás seremos. El ser se desdibuja en los detalles prestados. Hay que aferrarse a nuestra esencia. Yo soy Yo, no lo que ud. piense que soy.
_____

Silvia Lemiña. 27 de Agosto -2016-

sábado, 30 de julio de 2016

Confesiones

Hace hoy, 26 años comencé a escribir. Hacía pocas horas que me habían informado que mi mamá había fallecido y en esta misma casa en la que vivo hace seis meses, por cosas del destino, la vida, las decisiones; en ésta misma mesa, comencé a hilar historias en la parte trasera de un catálogo de video club, con un lápiz y eligiendo mis personajes de unas tarjetas recortadas de una revista infantil (Anteojito) 
En la historia Cenicienta y Aladino contratan a Sherlock Holmes y al Dr. Watson porque el Hada Madrina y el Genio habían desaparecido y los necesitaban con urgencia. 
En resumidas cuentas, siguen las pistas hasta una isla, donde las hadas, genios, y otras figuras de fantasía se reunían, Supongo que mi mente de nena de doce años quería que mi Hada Madrina / Genio que acababa de desaparecer estuviera en esa isla. 
Nunca lo había contado hasta el '96 en el que una  muy buena amiga me lo hizo notar. Y el año pasado exorcizadas por la presentación de mi libro, estas confesiones salieron a la luz, y mis seres queridos se enteraron de aquel primer intento de sublimar el dolor que se transformó en una forma de vida extraordinaria.
26 años. Pucha. Veintiséis años separan a la mujer de aquella nena. Es increíble que sean las mismas paredes y la misma mesa testigos de este encuentro fuera del tiempo y del espacio.
Ignoro dónde habrán ido a para esos papeles, ya amarillos, debo suponer. Quizás hasta esté  en borroneado el lápiz por el tiempo. No me hacen falta, están en mí, siempre estarán como un tatuaje en mi esencia.
Estoy en Paz. 

miércoles, 25 de marzo de 2015

No salgas con una chica que lee


“Sal con una chica que no lee porque la que si lo hace sabe de la importancia de la trama y puede rastrear los límites del prólogo y los agudos picos del clímax; los siente en la piel. Será paciente en caso de que haya pausas o intermedios, e intentará acelerar el desenlace. Pero sobre todo, la chica que lee conoce el inevitable significado de un final y se siente cómoda en ellos, pues se ha despedido ya de miles de héroes con apenas una pizca de tristeza.”
“Una chica que lee posee un vocabulario capaz de describir el descontento de una vida insatisfecha. Un vocabulario que analiza la belleza innata del mundo y la convierte en una alcanzable necesidad, en vez de algo maravilloso pero extraño para ti.”
“Una chica que lee hace alarde de un vocabulario que puede identificar lo espacioso y desalineado de la retórica de quien no pueda amarla, y la inarticulación causada por el desespero del que la ama en demasía. Un vocabulario, maldita sea, que hace de mi vida sofistica vacía un truco barato.”
“La chica que lee entiende de sintaxis. La literatura le ha enseñado que los momentos de ternura llegan en intervalos esporádicos pero predecibles y que la vida no es plana. Sabe y exige, como corresponde, que el flujo de la vida venga con una corriente de decepción.”
“Una chica que ha leído conoce las pausas irregulares –la vacilación en la respiración– que acompañan a la mentira.”
“No salgas con una chica que lee porque ellas han aprendido a contar historias.” “Tú, el que me ha hecho la vida tan difícil”. La lectora se ha convertido en una espectadora más de su vida y la ha llenado de significados. Insiste en que la narrativa de su historia es magnífica, variada, completa; en que los personajes secundarios son coloridos y el estilo atrevido.”
“Tú, la chica que lee, me hace querer ser todo lo que no soy. Pero soy débil y te fallaré porque tú has soñado, como corresponde, con alguien mejor que yo y no aceptarás la vida que te describí al comienzo de este escrito. No te resignarás a vivir sin pasión, sin perfección, a llevar una vida que no sea digna de ser narrada.”
Por eso, sal con una chica que no lee

Charles Warnke.

 
Chat gratis